martes, 5 de agosto de 2014

Las agujetas (DMAT) ¿Amigas o enemigas?

Recibo muchas consultas en relación al mundo del deporte y de la salud, leo preguntas muy variadas pero siempre es el mismo tema concreto el que predomina, las agujetas, o más correctamente: Dolor Muscular de Aparición Tardía (DMAT).
Tras un ejercicio intenso, el daño producido en las fibras musculares y en la membrana celular (sarcolema) puede derivar en inflamación y, al final, en DMAT.
Todos hemos sentido las agujetas, todos hemos tenido un primer día de gimnasio tras el cuál hemos caminado como Robocop pero…

¿Las agujetas son amigas o enemigas?
La respuesta simple sería que las agujetas no son ni buenas ni malas en sí mismas, pueden asociarse a un entrenamiento increíblemente intenso en el que has estimulado el crecimiento muscular al máximo o pueden ser un signo de sobreentrenamiento o a una recuperación inadecuada/incompleta de entrenamientos anteriores.  No consideres el tener agujetas como indicativo de un buen entrenamiento sino como indicativo de que ha existido daño muscular.

Ahora vamos a tratar de dar una respuesta un poco más compleja, se ha demostrado que el trabajo excéntrico con resistencias incrementa el daño muscular y la liberación enzimática asociada a este daño. Además, este trabajo afecta en mayor medida a las fibras tipo II, que son más susceptibles de sufrir daño tisular.

El daño no ocurre únicamente en las fibras, sino también en la membrana celular, se libera una cantidad excesiva de Calcio , que activa una proteasa y enzimas proteolíticas que dañan las proteínas de las fibras musculares, la troponina, la tropomiosina y los discos Z. Lo que sentimos y nombramos como DMAT, será en realidad un conjunto de situaciones a las que sumaremos el edema y la inflamación producida.
Esta rotura fibrilar que conseguimos mediante el entrenamiento es en realidad parte del crecimiento muscular, rompemos fibras para construirlas más grandes y más fuertes. La fatiga muscular es la sensación que explica esta rotura.

Cito (y traduzco) palabras de Brad Schoenfeld, gran científico y estudioso de los mecanismos de Hipertrofia:

Cierto grado de fatiga muscular puede indirectamente beneficiar el desarrollo muscular. El organismo percibe el daño y comienza un proceso inmunológico con la migración de células inmunes (neutrófilos, macrófagos, etc)con el fin de eliminar los productos de desecho provocados por la contracción muscular para garantizar la ultraestructura de la fibra. Durante el proceso, el organismo produce moléculas de señalización – citoquinas – que activan la liberación de factores de crecimiento implicados en el desarrollo muscular. De esta forma, la inflamación localizada – una fuente de DMAT – redunda en una respuesta de crecimiento que refuerza la capacidad de resistencia del tejido afectado. ¡Adaptación!

En mi opinión, el DMAT es bueno siempre y cuando se garanticen un entrenamiento adecuado y una ingesta calórica y recuperación correctas. Pero teniendo en cuenta que podemos sufrir DMAT sin progresar en absoluto en el gimnasio (a causa de una mala planificación, p.ej) o desarrollar nuestra fuerza relativa y crecimiento muscular sin sentir este dolor.

Sentiremos DMAT siempre que comencemos un nuevo programa de entrenamiento, siempre que trabajemos nuevos planos o nuevas intensidades – en general, siempre que apliquemos nuevos estímulos  a nuestro organismo -.

Podemos dejar de sentir DMAT por muchas razones, porque nuestro organismo se ha adaptado, porque la intensidad de los entrenamientos ha disminuido… pero no indicará, por sí solo, nunca, que un entrenamiento ha dejado de ser efectivo.

Os quiero recordar antes de terminar que el objetivo de un entrenamiento nunca debe ser reventarnos y terminar en el suelo, o ver hasta dónde puede aguantar nuestro cuerpo; el objetivo debe ser crear el estímulo mecánico-metabólico idóneo, que no será ni demasiado intenso ni demasiado leve.



Andrés de Santiago es Entrenador de la National Academy of Sports Medicine y responsable de Precission Fitness, empresa dedicada al desarrollo y dirección de programas de entrenamiento y de nutrición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario